Acabar la etapa de formación es el primer paso a la hora de encontrar trabajo, pero en este mundo de constantes cambios en el que vivimos es necesario dar un paso más y ser proactivos si queremos encontrar el empleo deseado. De ahí que gestionar de manera correcta la red de contactos a través del Networking sea de vital importancia, ya que gran parte de los trabajos se consiguen a través de los contactos personales.

Hacer Networking consiste en crear y mantener una red de contactos a nivel profesional, que puede ser de gran ayuda a la hora de acceder a mejores oportunidades profesionales. Por eso es necesario tener la agenda de contactos actualizada de cara a una promoción futura en el ámbito laboral.

Desde Gi Group queremos daros unos consejos a la hora de establecer una buena red de contactos:

Eventos y conferencias: Procura acudir a eventos y conferencias relacionadas con tu sector laboral o campo de trabajo, con un doble objetivo: por un lado mantenerte actualizado y por otro conocer a profesionales con los que quizás en un futuro puedas colaborar.

Este tipo de eventos normalmente cuentan con coffee-breaks o caterings antes o después de los mismos donde puedes acercarte y conversar con personas relacionadas con tu campo, que en un futuro podrían serte de ayuda en la búsqueda de empleo.

Pero ¡Cuidado! No acudas con tu cv y empieces a decirle a todo el mundo que estás desempleado, rogando por un puesto en su empresa, porque podría resultarles violento. Ten tacto y acércate en su lugar a comentar los temas tratados en la conferencia y sólo si surge el tema habla de cuál es tu situación actual.

Identifica a las personas adecuadas: Desde familiares y amigos hasta cualquier persona que creas que puede ser interesante a la hora de mejorar tu plano laboral.Las redes sociales y profesionales como LinkedIn son de gran ayuda para poder identificar las empresas donde aspiras trabajar y las personas que trabajan allí.

Sin embargo, no conviene comenzar a enviar solicitudes masivas a Directores de Recursos Humanos para “venderte”, dado que esta práctica podría resultarles intrusiva y perjudicarte en lugar de beneficiarte.

En su lugar agrega a LinkedIn únicamente a personas que estudiaron contigo, con las que has trabajado anteriormente o bien conocido por ejemplo en algún evento o conferencia.

Crea tu red de contactos en función de tus objetivos profesionales: Valora la calidad y no la cantidad. El objetivo no es tener una lista de contactos amplia, sino que esa red de contactos se adapte a tus intereses.

Despierta interés: Es fundamental que demuestres de manera activa tus aptitudes y habilidades y no te limites a enviar sólo tu currículum. Ofrecerse para colaborar en algún proyecto para demostrar los beneficios que supondría contratarte es una buena opción.

Mantén actualizados y ordenados tus contactos: Hay que ser activo y mantener un registro, orden y control sobre nuestros contactos. Es importante mantenerse de manera visible y dar a conocer cualquier cambio que suceda en nuestra vida laboral.

Ahora que ya tienes unas pautas sobre cómo comenzar a movilizar tu red de contactos en búsqueda de una nueva oportunidad laboral únicamente nos queda darte un último consejo: ¡Ten paciencia! Una red de contactos realmente de calidad y que pueda serte efectiva sólo se logra con tiempo y esfuerzo, por lo que no desesperes si no obtienes resultados a corto plazo.

Comparte