En un mundo cambiante en el que vivimos, donde los avances tecnológicos surgen con una rapidez asombrosa, hemos de saber adaptarnos a todas las tendencias, más si cabe a las que nacen en el entorno laboral.

Dentro de las herramientas más novedosas que pueden ayudarnos en la búsqueda de empleo, tenemos el videocurrículum, que consiste en una breve grabación audiovisual en la que presentas tu perfil profesional a un posible empleador cuyo objetivo, al igual que el del currículum tradicional, es el de conseguir una entrevista de selección.

Ventajas del Videocurrículum:

  • Muestra tu creatividad y tus habilidades de comunicación
  • Demuestra al entrevistador tu inquietud por las últimas tendencias
  • Te da la oportunidad de demostrar tus conocimientos en idiomas
  • Te posiciona como una persona dispuesta a asumir riesgos
  • Te permite llamar la atención del entrevistador y diferenciar tu candidatura del resto
  • Muestra lo que un CV tradicional no: la voz, tu lenguaje corporal, tu presencia, etc.

Desventajas del Videocurrículum:

  • Si no tienes buenas habilidades comunicativas puede perjudicarte
  • Enviar un video-cv de baja calidad da impresión de poca profesionalidad
  • Al ser un formato muy novedoso, puede ser que para las compañías más tradicionales no resulte atractivo
  • Requiere tiempo y esfuerzo elaborar un videocurrículum que realmente aporte valor

 

Aunque el Videocurrículum no debe sustituir al currículum en papel, el uso del mismo se considera útil si la creatividad es un valor añadido para el puesto de trabajo que buscas, si la empresa es de mentalidad moderna o está relacionada con las nuevas tecnologías, si el empleo solicitado requiere habilidades comunicativas o si necesitas ir un paso más allá al no recibir solicitud de entrevistas por la alta competitividad existente.

 

Si finalmente teniendo en cuenta los pros y los contras indicados decides que en tu caso puede beneficiarte la realización de un videocurriculum y te lanzas a ello, es importante que tengas en cuenta una serie de factores:

 

  1. Reflexiona sobre qué quieres hacer y que quieres conseguir
  2. Elabora un guión. Aquí es importante la capacidad de síntesis para no sobrepasar los 90 segundos de duración.
  3. Antes de grabar investiga acerca de modelos y de herramientas que puedan ayudarte para hacerlo. Videolean o Powtoon son dos ejemplos de ello.
  4. Cuida cada detalle y… ¡Repite, repite, repite hasta alcanzar el resultado esperado!
  5. Y finalmente… ¡Luces, cámaras y acción!
Comparte